Odoacro, el hombre que selló la Historia

Spread the love
tukarias@hotmail.com
Últimas entradas de tukarias@hotmail.com (ver todo)

¿Quién es Odoacro? Puede que este nombre te suene a chino, a ruso, griego o, incluso, romano. Si no tienes ni idea, tranquilo. No eres el único. Si te sirve de consuelo, a mí me ocurrió lo mismo el día que lo escuché por primera vez. No fue hace mucho. Estaba tomando unas cañas virtuales con unos amigos (si no podemos salir durante esta crisis sanitaria, al menos que virtualmente lo hagamos) y antes de colgar uno de ellos, nos preguntó: » ¿sabéis quién es Odoacro?». Os podéis imaginar el careto que se nos quedó al resto. «Ni idea.. ¿para qué tenemos que saber quién fue Odoacro ahora? ¿A qué viene eso?», le contestamos prácticamente todos a la vez.

A partir de ahí, estuvimos como otra dos horas de cháchara. Más que repasar la Historia, mi amigo nos hizo reflexionar sobre cómo se repiten las historias, independientemente de quién las protagonice. Trump, Fidel Castro, Merkel o Putin coparán libros y libros de bibliotecas como ya lo hace Odoacro, para unos un villano, para otros un rey. Pero ¿por qué fue tan importante? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Odoacro, el hombre que buscaba la riqueza

Tras la conversación que tuve con mis amigos, no pude resistirme a bucear por la red para conocer quien fue Odoacro y las aventuras que protagonizó. Indagué por internet, busqué algún libro en mi estantería y llamé a un amigo historiador para que me pusiera al día. En realidad, se llamaba Audawarks que en germano significa «el hombre que busca la riqueza». Odoacro hizo gala de su nombre porque llegó a convertirse en el rey de Italia. Y más que eso, su nombre podría ser sinónimo de la Edad Media. Cuando el mundo agonizaba bajo el decadente Imperio de Occidente, estuvo en el lugar y en el momento adecuado para cambiar el rumbo de la Historia. Puso fin a una era, la Edad Antigua, para iniciar una nueva: la Edad Media.

Odoacro, ¿rey o tirano?

Odoacro fue hijo Edecán, el consejero de Atila, gobernador de la tribu de los hunos , uno de los mayores enemigos del Imperio Romano. A lo largo de los años, muchos historiadores se han cuestionado quién fue Odoacro en realidad, ¿un auténtico rey? o ¿un gran tirano? Sin entrar en el debate, vamos a dejarlo en el caudillo mercenario que aniquiló a Rómulo Augusto o Augústulo (usado de manera despectiva), el último emperador romano.

Los Odoacros de hoy en día

Cuando mi amigo nos preguntó durante la quedada virtual ¿quién es Odoacro? no fue casual. Nos quería hacer reflexionar sobre la repetición de los acontecimientos en la historia, más allá de los rostros que los protagonizan o de las situaciones concretas que se producen.

Comenzamos hablando de Odoacro para mencionar la situación política que vive, por ejemplo, el Reino Unido bajo los mandos de Boris Jonhson. Este ejemplo vale para visualizar que si Odoacro marcó un cambio de ciclo al pasar de la Edad Antigua a la Media, Jonhson (con la «lucha»de su predecesora Theresa May) ha logrado marcar una nuevo era en la cronología histórica del Reino Unido, tras su salida de la Unión Europea marcado por el Brexit. Lo mismo podríamos decir de Donald Trump. Su llegada a la Casa Blanca, sin duda, marca un antes y un después en el devenir estadounidense. Cada época, como nos contaba mi amigo, tiene su particular Odoacro, salvando las distancias históricas existentes y los momentos de cada época.

Lecturas y películas recomendadas sobre Odoacro

Colin Firth protagonizó en 2007 La Última Legión , dirigida por Doug Lefler

Si has llegado hasta aquí y tienes ganas de más, puedes seguir profundizando en quién fue Odoacro con las novelas «La Caída de Roma», de Michael Curtis Ford y «La Última Legión» de Valerio Massimo Manfredi. Si quieres más, tira de manta y palomitas para disfrutar de estas magníficas producciones que se han llevado a la gran pantalla. Seguro que cuando acabes de verlas y te pregunten ¿quién es Odoacro? sabrás responder si fue un rey o un tirano.

La Caída del Imperio Romano, dirigida por Anthony Mann en 1964.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *